Terrorismo en Europa

Europa

Para muchos el Terrorismo en Europa está ligado directamente al Islam, a los radicales que desean imponer su fe en Europa a fuego y sangre. Esto es algo que no es nuevo, las guerras por religión son una constate en la historia de Europa, pasando por las Cruzadas, inquisición, guerras entre protestantes y católicos.
Las religiones tienden siempre a expandirse, el mejor ejemplo es la iglesia católica que tiene por todo el mundo misiones con el fin de expandir la fe católica. Para otros el problema es la propia religión la que causa todo este tipo de problemas, para los cristianos “vienen a conquistar Europa”, a como de lugar.

Todas las religiones se expanden, durante toda la historia de la humanidad se han expandido a sangre. También tenemos que no olvidar que dentro de la propia religión existen luchas internas con el fin de ganar el poder y no están exentas de baños de sangre. Véase chiitas y sunitas, católicos y protestante, por dar un ejemplo cercano. Cada una de estas luchas lógicamente justificado por sus respectivos dioses, como algo necesario e inevitable, donde pierden la vida centenares de miles, para todo generalmente quede igual.

Muchos gobierno no saben cómo enfrentar estos temas debido a que la religión es intocable, es decir, puede expandirse tranquilamente debido a que es protegida por nuestras leyes. Muchos se quejan de esta protección, debido principalmente a que no pocas religiones van directamente en contra de nuestras libertades, particularmente contra las libertades de nuestras mujeres, a la homosexualidad, libertad de expresión y mucho más.

En Estados Unidos el tema de las sectas religiosas es un verdadero problema, simplemente se trata de grupos sectarios, que por motivos legales hay que respetarles creencias que van más allá del ridículo, y que en ocasiones terminan en violencia a escalas mayores, veáse WACO O JIM JONES. 

Esta facilidad que tiene la religión es claramente aprovechada por los radicales para expandir sus ideas radicales en Europa. Si bien es cierto, existe un control, este control no puede aplicarse en todos los casos y no puede detener ciertas ideas, que públicamente son vertidas en la opinión pública.Custodi Ballester, párroco de una iglesia de Hospitalet de Llobregat (Barcelona), expresó públicamente su rechazo al orgullo gay tratándolo de podrido y pervertido.

Tiene todo el sentido del mundo poner leyes que controlen este tema, pero esto también tendría un efecto llamada, es decir, los grupos defensores de nuestras libertades, comenzaran a poner denuncias en contra de la misoginia de la iglesia católica o musulmana.

No es de extrañarse que estos grupos tomaran la iniciativa, luego de todos los atentados que hemos experimentado en estos últimos tiempos, que han mostrado una violencia extrema, con el único objetivo de causar la mayor mortandad posible, es normal, que la sociedad se defienda utilizando lo que tiene a sus manos, las leyes.

Es hora que empecemos a decirlo alto y claro, que un Dios que desea la violencia, no puede ser aceptado y debe ser extirpado de la sociedad,la no enseñanza de una religión, siempre termina con su olvido, esto no falla. Para ello usar todos medios a nuestro alcance, particularmente la radio , televisión o el cine. El Terrorismo en Europa, debe terminar ya.

No es posible que aceptemos religiones que predican que la mujer no puede tener las mismas libertades que tienen los hombres, los mismos derechos y obligaciones. No podemos permitir ver como públicamente persiguen la homosexualidad y debemos actuar en contra de ellos, exigiéndoles que se retracten o rectifiquen, de lo contrario simplemente les caerá todo el peso de ley.

Todas las religiones se basan en creencias, las creencias son conceptos o ideas no comprobadas, en pocas palabras, les damos la importancia de ley a algo que ni siquiera ha sido comprobado si es cierto o no, y dicho sea de paso, tampoco se podrá comprobar.

Si no eres de mi religión te disparo. Si eres de mi religión y no crees lo que yo quiero que creas te disparo también.

Tampoco se trata de prohibir las religiones, no obstante, asegurarnos que las creencias no estén en contra de los principios básicos de libertades, democracia y derechos que son inalienables y no negociables.

De esta forma podemos vivir sin tener grupos que anden por allí predicando la guerra santa, promoviendo la violencia en contra de gays, mujeres o todo aquello que no es lo que ellos creen.

Es hora que comencemos una campaña contra este tipo de violencia estúpida, sin violencia, utilizando todos nuestros recursos, particularmente usando el sentido común, no es posible adorar a un Dios que predique la violencia y no hagamos nada para detenerlo.

Hay que mirar con lupa a aquellos países que ayudan a financiar o dar apoyo logístico a este tipo de grupos y desde luego jamás hacer negocios con países que les apoyan, cosas que no es tamos haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *