El fin de la libertad en internet gracias a Trump

internet

El jueves pasado ha sido un jueves negro para la libertad de expresión en internet, la Comisión Federal de Comunicaciones de ese país anunció la derogación total de las normas de neutralidad de internet, estas impedían que las compañías proveedoras cobraran tarifas adicionales por un acceso más rápido a ciertos contenidos en la red.  Esto significa que estaban en la obligación de tratar a todo el universo digital por igual. Donald Trump les ha liberado de esta regla dejándolos libre para aplicar nuevas tarifas, priorizar o bloquear contenido, sin tener que rendir cuentas. por tanto, les permitirá bloquear contenido, páginas y aplicaciones y abrir la puerta al Internet de dos velocidades, de esta forma los proveedores podrán tener tarifas más o menos rápidas de acceso a las páginas web. En pocas palabras aquellos que tiene más dinero podrán navegar a toda velocidad y los pobres, buenos los pobres apenas navegarán.

Nuevamente Trump está a la altura de su discurso, es decir, todo por las empresas nada para las personas. Esto sin lugar a dudas es un ataque a nuestras libertades democráticas. El problema principales es si va existir reacción legal desde la oposición, es decir, la izquierda. Llevamos años viendo como la izquierda democrática hace poco o nada contra este tipo de leyes y en ocasiones se posiciona a favor de la derecha. como el rechazo por parte del Psoe  a derogar a la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Producto de esta actitud es que ha perdido tanto votos y la existencia de Podemos, que viene a rectifica a la izquierda el concepto de socialismo.

La lucha para salvar a internet de las manos de las empresas ha comenzado en los Estados Unidos y será muy dura. La mayoría republicana( derecha) no va a claudicar este triunfo de las empresas por sobre las personas.

Los gigantes de las telecomunicaciones todavía deben publicar información sobre sus prácticas de red, y si priorizan su contenido sobre la competencia, por ejemplo, tienen que avisar a los consumidores. De lo contrario, las compañías que engañan a sus consumidores o tratan de erradicar a sus rivales podrían enfrentar sanciones de parte de la Comisión Federal de Comercio, con esta nueva ley se acaba el control sobre las empresas de internet. Para las empresas proveedoras de internet, sus rezos han sido escuchados y ahora podrán ganar más dinero que antes y llevárselos a sus paraísos fiscales.

La única esperanza real que tenemos de derogar esto está en las empresas grandes de internet tal como Google, Tweeter, facebook o netflix. Estas empresas son las únicas que tiene la capacidad económica y judicial  para enfrentarse a Trump y ganar.

La lucha para salvar Internet se está calentando a medida que millones de personas en todo Estados Unidos se movilizan para conseguir una Neutralidad en la Red real, pero Ajit Pai, presidente de la FCC( que había sido ejecutivo de Verizonn, empresa proveedora de internet, excelente ejemplo de puerta giratoria), la empresa que reguladora, todavía se aferra a sus desgastados puntos de discusión en la industria. Afirma que la protección de la neutralidad de la red y la base de las reglas de la FCC en el título II han sofocado la inversión de banda ancha. Y él no podría estar más equivocado.

La decisión de desregular  de FCC no está enraizada en la racionalidad, y los datos no respaldan su afirmación. Aún así, el presidente sigue citando datos fabricados por cabilderos y grupos de presión de los proveedores de internet(ISP), así como comentarios imprecisos y fuera de contexto de los ISP cómplices que lamentan el daño teórico que se les hace por mantener la neutralidad en la red.

“No va a destruir Internet. No va a terminar con Internet como lo conocemos. No va a matar a la democracia. No va a reprimir la libertad de expresión en línea “, dice la FCC.  Pero los defensores de la neutralidad de la red han expresado sus alarmas de que la derogación podría dar a los proveedores de internet demasiado control sobre cómo se entrega el contenido en línea. También puede dificultar la competencia de la próxima generación de servicios en línea, si tienen que pagar para colocarse en el llamado carril rápido de Internet.

Lo más alarmante es poder bloquear o disminuir la velocidad para acceder a contenidos que podrían no ser del gusto del proveedor de internet, lo que claramente es un ataque a la libertada de expresión y que el único sentido que tiene es evitar que el contenido sea conocido por a las personas. Limitando el acceso a la información se puede mantener al público ignorante de la realidad de las cosas, algo más que apetecible a un partido que aboga por eliminar derechos a los más necesitados, utilizando para ello la palabra libertad. Los republicanos único interés es mantener las ganancias de las grande empresas sin importarle el daño que puede traer a los ciudadanos de su país.

Trump ha logrado convencer a la FCC que debe destruir la democracia en internet para  mantener su libertad. Esto es lo que los republicanos(derecha) han venido diciendo de todas las políticas y ha convencido a muchos, particularmente a los pobres que les votan. Tal vez una de las mentiras más estúpidas  e irracional ha sido que los millonarios son los que crean el trabajo, cuando todo el mundo sabe que eso lo hace la pequeña y mediana empresa y a calado firme, tanto así, que el voto mayoritario de la derecha  proviene de clase menos favorecidas económicamente, es decir, votan a los políticos que los quiere empobrecer más, ridículo pero una realidad que también se da en España.

IberoMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *