Izquierdistas de derechas y la crisis económica

La situación de los derechos laborales en China, en torno a un 25% de los trabajadores chinos gana menos que el salario mínimo y en torno al 95% gana menos de lo que le corresponde legalmente y estamos hablando de un país comunista. ¿Cómo es posible que un país comunista pase esto?, por otro lado en Finlandia gobierna la derecha y sin embargo existen garantías tanto laborales como de protección a las personas que ya quisieramos en España tener.

Las leyes que protegen al ciudadano contra el paro, el sistema de salud de los países de mejor valorados del mundo, derechos laborales, derechos políticos, en general los sistemas que ayudan a la mejor calidad de vida de los ciudadanos han sido puestos en vigor gracias, en la mayoría de los caso, a una iniciativa de una izquierda progresista, que permite una libertad a los negocios para existir pero con herramientas de control para que no se abuse del trabajador. Todo esto estaba ligado a un aumento o mantenimiento de impuestos altos, bueno esta era la idea, hasta hace poco las cosas cambiaron radicalmente.

Por otra parte la derecha no es tímida en mostrarse como una fuerza que mueve la economía y que la maneja bien, abiertamente liberal, es decir, no desea controles más que los de auto control del negocio. Además, en el apartado económico, la concentración de la riqueza que favorece el Neo-liberalismo da lugar a la creación de grupos de poder que controlan las políticas externas e internas de los países. En la mayoría de los países en los que se han aplicado políticas económicas neo-liberales, las desigualdades sociales han crecido exponencialmente, el mejor ejemplo es Chile, donde tanto la salud y las pensiones son manejadas por mercados, es decir, el que más dinero tiene mejor servicio dispone, aquellos que no nadan en dinero, pues no obtiene mucho o casi nada y en general tiene el estado que entrar para garantizar al ciudadano algún tipo de ayuda económica o de salud.

deuda pública

Desde hace tiempo, ha estado claro que estatistas, a izquierda, derecha y centro han estado creciendo de forma cada vez más similar y que su devoción común por el Estado ha trascendido sus diferencias de estilo menores. En la última década, todos ellos se han venido coagulando en el centro. Muchos creen que esto sucede porque la izquierda de toda la vida no sabe lo que quiere y ya no cree en sus propios preceptos, por tanto debe obedecer  que la ley de los mercados. Por otro lado la derecha(en el caso de los países nórdicos) ha entendido de que sin tener una sociedad igualitaria, los negocios puede ir muy mal y no les conviene. 

De crisis en crisis

La idea de que la derecha gestiona mejor la economía y la izquierda, las políticas sociales, es simplemente una leyenda. La liberalización de los bancos ha traído la actual crisis y de seguro  seguiremos sufriendo nuevas crisis, ya que no se cambian las  leyes que permiten este tipo de problemas, es decir, se ha abandonado la idea de regular o simplemente los reguladores regulan poco o nada.

Este giro liberal que predica que no se debe controlar a la economía ha calado profundamente en la izquierda tradicional, por tanto,  el Estado no debe intervenir en la economía nunca. La realidad es que desde que l estado dejó de regular la economía hemos comenzado a sufrir descalabros económicos profundos, el mejor ejemplo fue la quiebra de la bolsa en EEUU en los años 20. Desde ese momento en adelante todas las mayores crisis económicas mundiales han sido producto de la falta de controles por parte del estado.

Por otro lado los países nórdicos, han sufrido poco o nada de estas crisis económicas. Estos países han entendido que deben afirmar al ciudadano.  Han mantenido los controles sobre la economía casi intactos. Entendemos que esto es un proceso de maduración de las fuerzas políticas, que han comprendido que se deben al ciudadano, es un tema de mentalidad, que en el sur de Europa no se entiende o no se quiere entender.

Nos encontramos ante una derivada política, donde la filosofía más afectada es la de la izquierda tradicional. En el caso español, la izquierda se encuentra casi completamente fracturada debido a que parte de ella no sabe cómo actuar o directamente ha perdido su fe en su filosofía. El balance entre ambas fueras es muy importante y debe mantenerse a toda costa, si nos inclinamos más a la derecha mal negocio para la sociedad. La izquierda actual no ha sabido o no sabe cómo salir de este bache, justamente por una debilidad interna, que esperamos pueda superar en un futuro cercano.

Esto es posible si se flexibiliza la actitud de Podemos en la actual política española y desde luego se requiere un acto de humildad del partido socialista, ya que sin humildad y unión no es posible acabar con esta crisis  de  identidad de la izquierda española.

Iberomagazine.com

La desigualdad económica y social dificulta el acceso a derechos como el de la educación, la salud y la vivienda, incluso en Estados donde éstos están garantizados en su Constitución.

Privatización de todas las empresas públicas y si se les pueden vender por cuatro duros a un amigo y nos forramos ambos en el proceso, mejor.

La izquierda busca la igualdad social, está de parte de los débiles, y la derecha quiere mantener el statu quo, siempre del lado del poder, pero esto ha cambiado

crisis

This article has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image
Reload Image