Escándalos de abuso sexual en la Iglesia Católica

La Iglesia Católica se ha enfrentado a una serie de acusaciones de abuso infantil

 

Para muchos estos escándalos de abuso sexual no eran un misterio, esto se sabe de siempre, pero era negado de forma tajante por la curia y los devotos de la iglesia. Todos estos casos no son solo en España sino que a nivel mundial. Es increíble que dado que todo este tipo de abusos viene de muy lejos en la historia de la iglesia, no existan controles efectivos sobre este tema, ya que todos estamos seguros que la Iglesia sabía perfectamente que todo esto existía.

Dos importantes informes sobre acusaciones de pedofilia entre clérigos irlandeses del año pasado mostraron la sorprendente extensión de abusos, encubrimientos y fallas jerárquicas que involucran a miles de víctimas, y se remonta a décadas atrás.En uno, se descubrió que cuatro arzobispos de Dublín tenían la vista gorda frente a casos de abuso entre 1975 y 2004.  Existen varios informes que  revelaron  el abuso de menores en centros católicos eran una práctica común y constante.

La archidiócesis de Dublín, dijo en una cultura de ocultamiento, colocando la integridad de sus instituciones por encima del bienestar de los niños bajo su cuidado.Tras el informe, todos los obispos irlandeses fueron convocados al Vaticano para dar cuenta en persona ante el Papa. Cuatro obispos, nombrados en el informe, entregaron sus renuncias. El Papa aceptó dos, pero les dijo a los otros dos que quería que continuaran, así mismo, en las últimas dos décadas, la Iglesia Católica Romana en los EE. UU., En particular con la arquidiócesis de Boston, se ha visto envuelta en una serie de escándalos sexuales infantiles. En Estados Unidos ha habido más de mil trescientos casos verificados desde la década de 1950.

 En una declaración leída por el arzobispo Silvano Maria Tomasi en septiembre de 2009, la Santa Sede dijo: “Ahora sabemos que en el pasado entre el 1,5% y el 5% del clero católico han estado involucrados en casos de abuso sexual”.
 
 
Iglesia

Podríamos estas aquí desvelando los casos de abuso sexual de niños que pesan sobre la Iglesia, pero estaríamos años. Tenemos varias preguntas que hacernos sobre todo este tema:

– Cuál ha sido la respuesta de la Iglesia en este tipo de casos de abuso sexual?

Las personas víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes estiman que no se hace lo suficiente para atender ese problema ni para dar respuesta a sus denuncias, a pesar de los nuevos lineamientos anunciados por la Iglesia Católica. Al abordar las acusaciones de abuso sexual de menores, la Santa Sede ha puesto constantemente la preservación de la reputación de la Iglesia y la protección de los autores por encima el interés superior de los niños”.

La realidad es que la Iglesia de Roma no ha reconocido la gravedad de los crímenes cometidos, no ha tomado las medidas necesarias para hacer frente a los casos de abuso sexual infantil y para proteger a los niños, y ha adoptado políticas y prácticas que han dado lugar a la continuación del abuso y la impunidad de los perpetradores”. El antecesor de Francisco, Benedicto XVI, fue acusado de suprimir la investigación de sacerdotes pedófilos, una acusación que negó.

En un informa de la ONU, arremetió contra la Santa Sede por la “práctica de movilidad de los ofensores”, en referencia al traslado de abusadores infantiles de parroquia en parroquia dentro de un mismo país y, algunas veces, al exterior. En pocas palabras da asco.

Que opinian las Víctimas?

 Las víctimas opinan que no se hace lo suficiente, y tal como lo ven la  Santa Sede ha puesto constantemente la preservación de la reputación de la Iglesia y la protección de los autores por encima el interés superior de los niños”. Se ha reportado que decenas de responsables de abusos sexuales siguen en contacto con niños. Pero, como han dicho las víctimas de estos crímenes y los especialistas en tan delicado tema, estas deleznables actitudes lastimosamente han continuado y la Iglesia lo sabe.

La visita del Papa a Chile

Sucesivas manifestaciones, ataques a iglesias, amenazas explícitas al papa y escasa presencia de público: el papa Francisco fue recibido en Chile de una manera muy distinta a la que está habituado. Los casos de pederastia persiguen a donde vaya al Papa Francisco.

“La iglesia chilena ya venía perdiendo fieles desde los 70, pero el caso Karadima de abuso sexual ha acelerado el declive y justo cuando parecía que el papa Francisco había hecho bastante para reparar el daño, ofreciendo disculpas por el dolor causado a los niños y hasta derramando lágrimas durante un encuentro con las víctimas, borró toda esa buena voluntad que había creado al realizar una vigorosa defensa del polémico obispo Juan Barros, quien formaba parte del círculo interno de Karadima”. Esta defensa del obispo ha sido un error grave de alguien que se supone es infalible.

 Después de tantos años podemos sentirnos contentos de ver que finalmente se está persiguiendo a estos depredadores sexuales, que se ocultan debajo de una sotana, solo esperamos que se haga justicia y paguen por los delitos que han cometido,  que de alguna forma se reconozca a aquellos que los han sufrido. Entendemos que esto mínimo que se puede hacer, el reconocimiento de las víctimas y el verdadero vía crisis que han tenido que vivir, por tanto la Iglesia debe cambiar su actitud y abrirse al cambio. Este cambio debe ir acompañado de medidas que impidan que este tipo de  casos vuelvan a suceder y de suceder, sean de forma inmediato abordado y los culpables llevados ante la justicia.

 
 

 

 

Me parece de lo más bajo que Dios no avisara de los crímenes que sus curas cometían, lo considero(a Dios) parte del problema y debería ser citado como testigo necesario(encubridor).

Lucifer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image
Reload Image