La reforma laboral del PP

La reforma del mercado laboral de PP está demostrando ser un sueño para las empresas, pero una pesadilla para los trabajadores

Para la oposición la reforma laboral no defiende a los trabajadores, sino que precariza y baja los salarios. Antes de la crisis ser mil eurista era malo, ahora depués de la reforma laboral, ser mil eurista es un privilegio . El gobierno ha dejado la puerta abierta para reducir el costo de los despidos “, dijo el miércoles el jefe del partido de izquierda, Podemos, Pablo Iglesias.

“El objetivo de esta reforma laboral, se nos dijo, era crear empleos, pero lo que de hecho se logró fue hacer posible despedir a los trabajadores a voluntad”, todo un sueños para la derecha económica que busca siempre flexibilizar el empleo, es decir, precarizarlo con el fin de ganar más y mas.
La flexibilidad del derecho laboral se ha perseguido también en otras naciones de Europa. En Alemania, un plan introducido en 2005 por un gobierno socialdemócrata promovió los llamados “miniempleos”, contratos a corto plazo que están exentos de impuestos y cargas sociales si pagan a los trabajadores menos de 450 euros al mes.
“Todos los días, el mercado económico mundial requiere una mayor flexibilidad, no podemos oponernos a esta realidad”, dijo Jordi Garcia Vina, de la asociación empresarial española CEOE.
Después de que España volvió a crecer en 2014, el país comenzó a crear empleos: más de un millón en dos años, la gran mayoría contratos a corto plazo, muchos de ellos de una semana o simplemten de horas.
La tasa de desempleo registró una caída récord el año pasado, cayendo casi tres puntos porcentuales al 20,9 por ciento, aunque sigue siendo la tasa más alta en la zona del euro después de la de Grecia.

“El objetivo de esta reforma laboral era crear empleos, pero lo que de hecho se logró fue hacer posible despedir a los trabajadores a voluntad”, todo un sueños para la derecha económica que busca simpre flñexibilizar el empleo, es decir, precarizarlo con el fin de ganar más y mas.

La flexibilidad(precarización) del derecho laboral se ha perseguido también en otras naciones de Europa. En Alemania, un plan introducido en 2005 por un gobierno socialdemócrata promovió los llamados “miniempleos”, contratos a corto plazo que están exentos de impuestos y cargas sociales si pagan a los trabajadores menos de 450 euros al mes.

“Todos los días, el mercado económico mundial requiere una mayor flexibilidad(precarización), no podemos oponernos a esta realidad”, dijo Jordi Garcia Vina, de la asociación empresarial española CEOE.

Después de que España volvió a crecer en 2014, el país comenzó a crear empleos: más de un millón en dos años, la gran mayoría contratos a corto plazo.

La tasa de desempleo registró una caída récord el año pasado, cayendo casi tres puntos porcentuales al 20,9 por ciento, aunque sigue siendo la tasa más alta en la zona del euro después de la de Grecia.

Para el gobierno de Rajoy la crisis ha pasado y España ya se levanta con un creciento más que aceptable, para la feurza laboral la crisis continúa y no ha perdido si fuerza. La reforma laboral del PP es sin lugar a dudas una reforma que debe de ser anulada. Las empresas  y la banca están nuevamente con crecimiento y en muchos casos ganacias records. Esto se ha debido a que ha sido el trabajador quien ha tenido que pagar por los herrores de control del gobierno y la corrupción política campante que asola a España.

reforma laboral

La reforma laboral y la desunión de la oposición

Los partidos de oposición de izquierda, algunos sospechosos de no ser tan de izquierda, se  han prometido eliminar la reforma, que el gobierno atribuye a una fuerte caída del desempleo. La tasa de desempleo de España cayó de un récord de 27.2% durante el primer trimestre de 2013 a 18.7% durante el primer trimestre de este año.

Pero aunque la reforma pretendía proporcionar “flexiguridad”, el gobierno solo se ha centrado en la “flexibilidad”(precarización) y se ha olvidado de la parte de “seguridad”, dijo Manuel Lago, economista del mayor sindicato de España, CCOO.

Dinamarca buscó atenuar los problemas de la globalización ofreciendo a los empleadores una mayor flexibilidad para dejar ir a los trabajadores, pero también les dio a los trabajadores una mayor seguridad en forma de fácil acceso a los beneficios de desempleo y programas de reciclaje.

Pero el gobierno español “hizo más difícil el acceso a los beneficios por desempleo y redujo la cantidad que se paga” como parte de las medidas de austeridad, dijo Lago.

El gasto estatal en subsidios de desempleo ha disminuido de € 33 mil millones ($ 36,7 mil millones) en 2010 a € 19 mil millones el año pasado, un descenso que solo se debe en parte a la disminución del desempleo, agregó.

Los sindicatos argumentan que la reforma también ha provocado la caída de los salarios, al favorecer las negociaciones sobre el pago dentro de las empresas individuales en lugar de los convenios colectivos que abarcan todo un sector.

Podemos y el Psoe han reclamado “medidas efectivas e inmediatas para revertir esta situación y fomentar tipos de contratos indefinidos que fomenten un empleo estable con salarios dignos y derechos laborales”. El problema principal de la izquierda es la falta unión, por motivos electorales y de supervivencia del los propios partidos, dejando de lado lo que realmente es importante que es el trabajador, de conseguir la unión de sus fuerzas se podría revertir esta ley laboral y otras leyes más del gobierno de Rajoy que son consideradas anti personas por la oposición.

Iberomagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *