La destrucción del Estado del Bienestar

Llevamos tiempo escuchando que el actual estado de bienestar, tiene los días contados. Un ejemplo de ello son las pensiones. El sistema de pensiones tiene una deuda cercana a los 20.000 millones y no muchos indican que hay que bajarlas y pensar en pensiones privadas. La crisis que comenzó en el 2008 ha sido el tiro de gracia. Producto de ello aún no podemos recuperar los niveles de empleo y calidad de empleo. Los medios de comunicación nos están machacando con esta idea, desde hace tiempo. Lógicamente la gente la ha comenzado a comprar aunque existe una resistencia bastante amplia, es decir, que todo esto es revertible y no hace falta perder el estado de bienestar.

A quién beneficia el fin estado de bienestar
Sin lugar a dudas beneficia a los bancos y grandes empresas. Existe un gran mercado de sanidad privada, pensiones privadas que podrían dar un gran salto.El mejor ejemplo que dan es el ejemplo Chileno. Chile tiene tanto la sanidad como las pensiones privadas. Lo que no te cuentan es que los  salarios son bajos, por tanto las pensiones son más bajas aún. En lo sanitario , este depende del plan que tengas, que está ligado al nivel económico, es decir, la cobertura depende del  nivel económico, no es igual para todos. Esto deja a las 3/4 parte de la población con una sanidad baja.
No podemos dejar de decir que, el altísimo nivel de utilidades anuales que exhiben las  compañías de pensiones(AFP) en comparación con las de los fondos que administran. Estos últimos pueden incluso caer, pero las primeras, jamás. Gran negocio para las compañías, pero un pésimo negocio para la salud de la personas.
 
estado de bienestar
El estado del Malestar

La privatización de los sanitario es un negocio que muchos quieren. La comunidad  de Madrid y Valencia son los mejores ejemplos de este gran negocio. Pero de lo malo nace lo bueno, las mareas blancas salieron para apoyar el sistema,  han tenido un  éxito muy claro. Lograron para al gobierno y llamaron la atención sobre los recortes a la sanidad, recortes que servían para ayudar a los bancos.

El problema principal para mantener el estado de bienestar, son aquellas personas que apoyan a partidos políticos que intena destruirlo. La gran mayoría vota por el color del partido y no por sus intereses. Ojo al detalle, existen políticos afines a destruir el estado de bienestar, tanto a la derecha como a la izquierda. Está claro que esto lo hace más difícil. La realidad es que mucha gente vota a partidos que abiertamente quieren cargarse el sistema y la gente les vota. Hay que ser muy ciego para ver que algunos partidos, están para forrarse a nuestras costas y no viene a ayudar a su pueblo. Si no sabes que partido es, pues, mira los casos de corrupción que tienen, ese es el mejor indicador.

La idea es hacer que el sistema sean tan malo que la gente pida a gruitos cambiarlo.  Por este concepto comenzaron los recortes.

Cómo garantizar el estado de Bienestar
Propuestas para mejorar y hacer viable el estado de bienestar exiten y no son pocas.Pero cada véz que se mencionan, sus oponentes claman “las palabras impuestos o más impuestos”. Hay que mirar la propuestas y olvidar el ruido de fondo. Mantener el estado actual y mejorarlo no solo es posible, es obligatorio. España tiene la capacidad, tanto económica como intelectual, para mejorar el actual sistema. La corrupción cuesta 87.000 millones de euros al año a los españoles y si a eso le sumamos todo lo que las grandes empresas dejan de pagar, estamos seguros que el estado del bienestar está más que asegurado.
Mejorar la capacidad recaudatorio del estado es muy importante y además muy posible. Una mejor recaudación mejora el sistema. Pero de eso se habla poco no nada. No debemos bajar la guardia, el mejor ejemplo son los jubilados, nadie les va a detener en conseguir lo que es justo. Esto es una guerra abierta entre el poder económico y la gente. No olvidemos que sin nosotros ellos no son nada.
 

No podemos olvidar que la corrupción cuesta 87.000 millones de euros al año a los españoles y si a eso le sumamos todo lo que las grandes empresas dejan de pagar, estamos seguros que el estado del bienestar está más que asegurado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image
Reload Image