El sistema privado de pensiones

El hombre que dominó el sistema de pensiones privado de fama mundial de Chile todavía lo llama el “Mercedes-Benz” de los sistemas de jubilación, pero eso ha resultado ser una comparación molesta, por no decir obscena, cuando el pensionista promedio está obteniendo un ingreso que resultó ser inferior al salario mínimo .

El salario mínimo en Chile es una falta de respeto a la inteligencia, nadie es capaz de sobrevivir con ese salario.
José Piñera creó el plan como ministro de seguridad social hace 35 años cuando Chile, bajo la dictadura militar de Augusto Pinochet, era el laboratorio de libre mercado del mundo.

Su reciente defensa, atacada como arrogante y elitista, solo alimentó la ira de los manifestantes que han tomado las calles para exigir la reforma del sistema, o incluso su abolición.

Vamos que el sistema privado de pensión es  un sueño mojado para los economistas de derecha del mundo.
El Banco Mundial define  el sistema de pensiones de contribuciones definidas de Chile como un ejemplo a seguir, y ha sido copiado por más de 30 países de América Latina, el sudeste asiático y Europa del Este, pero su legitimidad está en duda.
Esto se debe a que el sistema funciona muy bien, pero solo para las clases altas, para las clases medias y bajas es un desastre sin paliativos.

Los grandes ganadores con el sistema privado de pensiones

Los bancos y las Afps sin lugar a dudas se han forrado con este sistema. Una danza de millones para arriba y millones para abajo.
Un dato segun ciperchile.cl : En 2017, las utilidades netas de las seis Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que participan del negocio previsional privado en Chile se elevaron por sobre los $347 mil millones. De ese monto, sus controladores y accionistas se repartieron $256 mil millones en dividendos.

Los salarios de los ejecutivos son la envidia de muchos y las multinaciones están encantadas de estar en Chile. Este es un negocio seguro, ya que todo chileno que trabaja debe estar afiliado a una AFP y al mismo tiempo deben pagar por este servicio.

Los grandes perdedores con el sistema privado de pensiones

Partamos de la base que los afiliados son más de 10 millones, pero solo 5.5 millones  es la cantidad que cotiza, es decir, la mitad no lo hace, por consiguiente hay que ser ciego para no ver que el sistema es pésimo.

En un sistema que tiene como meta que todos los chilenos tengan una pensión decente, que es obligatorio y solo cotiza un poco más de la mitad, está herido de muerte, bueno en cualquier lugar lo estaría pero en Chile no.
Los chilenos son en general un país de izquierdas pero con una mentalidad de negocio neoliberal y con leyes que defienden este modelo, y la gente, bueno… que le den a la gente.
La realidad es que el promedio de pensiones es inferior al salario mínimo., esto lo dice todo.
Por más cosa que se invente este  gobierno neo liberal, intentando cambiarlo para mejorar las cosas, es inútil. El sistema no fue creado para crear pensiones decentes, sino para llenar los bolsillos de las grandes fortunas.
 
Soluciones al sistema privado de pensiones

Con salarios tan bajos como los que hay en Chile, es de tontos poner un sistema privado de pensiones, la gente apenas llega a fin de mes.

El principal escollo para la solución del problema de las pensiones son los políticos, bueno casi todos. ya que hay algunos que son honrados,  los menos pero los hay, bueno eso nos gusta pensar aunque no tenemos pruebas.

Lo lógico sería nacionalizar el negocio y poner controles rígidos para que los políticos no se fundan con el dinero.
Auditorías externas independientes para tener una buena idea de cómo va el sistema, como mejorarlo y poder sacar utilidades para el estado, es decir, los pensionistas.

Dejar esto amarrado en la constitución, de modo que los políticos patriotas no puedan hacer que quiebre y cobrar comisiones por ello.

Entre más banderas lleve el político, más patriota es, cuidado!! seguro que tiene un as bajo la manga para forrarse a costa de la gente.

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados. Un buen ejemplo es el trabajador chileno, TRABAJA 45 HORAS A LA SEMANA Y EL MUNDO LO HACE SOLO 40.

 

Para el trabajador el sistema actual de  pensiones no es nada más que un trozo de caca pinchada en un palo

Con salarios tan bajos como los que hay en Chile, es de tontos poner un sistema privado de pensiones, la gente apenas llega a fin de mes.

El principal escollo para la solución del problema de las pensiones son los políticos, bueno casi todos. ya que hay algunos que son honrados,  los menos pero los hay, bueno eso nos gusta pensar aunque no tenemos pruebas.

sistema privado de pesiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image
Reload Image