El comunismo ha mutado al Neofascismo

Neofascismo es una ideología de carácter fascista que trata de restaurar regímenes políticos de este tipo y eso qué tiene que ver con el comunismo?, pues sigue leyendo y lo verás.

Una de las teorías más revolucionarias de la historia ha sido la de Darwin. Fuertemente resistida por muchos grupos conservadores religiosos, esta teoría sigue demostrando que Darwin estaba en lo correcto.

Todo lo que tiene vida evoluciona, ejemplos hay muchos, aunque también evolucionan los idiomas y las teorías políticas.

Al revisar el comunismo nos hemos topado con lo que está sucediendo en China. China es un país comunista desde 1949. China mantiene un férreo control sobre sus gentes, es decir, es una dictadura comunista. Los ciudadanos tienen restringido la libertad de expresión y más te vale hacer lo que dice el gobierno si quieres seguir viviendo.
La liberación de la economía con el mantenimiento del sistema represivo comunista, ha transformado a China en un Estado capitalista autoritario, es decir,  neofascismo.

Este cambio económico ha sido fundamental en convertir a China en una potencia mundial. Con una fuerza laboral enorme. El salario mínimo en China es aproximado de 2.190 CNY (280€).

China cuenta con el sindicato con más afiliados del mundo, pero su vinculación directa con el Partido Comunista le ha convertido en un aparato más del Estado. En pocas palabras el sueño mojado de un capitalista que se prestigie. Trabajadores baratos casi sin derechos.

China ofrece una fuerza laboral inmensa a un coste muy bajo y casi sin derechos, haciendo al país un lugar donde el llevar tus empresas es sinónimo de grandes utilidades. Vamos que muchísimas grandes empresas tienen sus fábricas allí justamente por lo mismo, podéis ver una lista de las más famosas multinacionales en el siguiente enlace, pincha aquí

¿Qué es el Neofascismo?

Al igual que los movimientos fascistas anteriores, el neofascismo aboga por el nacionalismo extremo, se opone al individualismo liberal, ataca  las ideologías marxistas, se entrega a los chivos expiatorios racistas y xenófobos, y promueve programas económicos populistas de derecha.

Un ejemplo de populismo económico de derechas es Chile. Este país ha privatizado la salud, las pensiones, educación, hasat el agua es privada. La regulación la hace el propio mercado. Desde un punto de vista macroeconómico ha sido brillante, pero ha dejado al país con uno de los niveles más agudos de desigualdad social en el mundo. Producto de ello el país entero ha salido a la calle a rechazar este sistema que ha producido un gran endeudamiento en las familias y aumentado la precariedad social de forma espantosa.

Durante casi 2 meses el país ha sufrido una verdadera revolución en las calles. La gente harta de un sistema que solo trae desigualdad, han pedido cambiarlo de forma radical.

Vale, pero China es comunista o al menos eso nos hace creer. La realidad es que del momento que ha aceptado las reglas de libre mercado y su economía se ha convertido al capitalismo, ya no podemos llamarla comunista. Exactamente, ya no es comunista y dadas las características que tiene se ha convertido a la derecha.

No es una derecha normal claro esta, más bien es una dictadura de derechas, y digo derechas porque es el capitalismo quien mueve al país, y digo dictadura porque no existe la libertad individual.

Desde nuestro punto de vista China se parece más a una dictadura neofascista que a cualquier otra cosa.

IberoMagazine

This article has 1 Comment

  1. Ciertamente China es neofascista. El fracaso del comunismo a nivel mundial (se ha ido hundiendo en todos los países que no han mutado, caso de Cuba, caso de Venezuela) ha hecho que algunos se entreguen al mercado, como China. El caso ruso no sé definirlo, es un caso peculiar. Parece el chino, pero no lo es: juegan a la democracia siendo cualquier cosa menos demócratas. Rusia se va pareciendo a Turquía (o Turquía a Rusia, según se mire), aunque los turcos parezcan querer ir de la democracia laicista a la teocracia al estilo iraní.

    Antes era fácil: democracias, dictaduras de derechas y dictaduras de izquierda. Ahora es más complejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *