El corona virus y la unidad de España

El corona virus ha puesto a nuestras instituciones a prueba. A pesar del llamamiento del gobierno a la unidad de todas las tendencias políticas, no todos están por la labor de unirse para combatir la epidemia del coronavirus, sino, pasa todo lo contrario, se está utilizando la epidemia para minar al ejecutivo. Quien está al pie del cañon luchando contra el virus es nuestra sanidad pública, el personal sanitario. La importancia de una sanidad pública ha quedado reforzada con esta epidemia. Los años de recortes y privatizaciones de los gobiernos del Partido Popular se hacen notar ahora y esta crisis está haciendo ver que falta personal, materiales y seguridad. Saldremos de esta reforzados y con una idea más que clara; reforzar nuestra sanidad pública todo lo que más se pueda.

Lo importante es tener una buena sanidad pública

Lo más importante de la sanidad pública es que llega a todos por igual.  La sanidad privada trata solo aquellos que se pueden pagar los tratamientos, dejando sin atender a los que carecen de los medios económicos. El coste de los tratamientos es siempre alto por lo que muy pocos puede pagárselo.
Una parte importante de los esfuerzos del sistema sanitario son dirigidas a la promoción de la salud y la prevención de enfermedades tanto trasmisibles como no transmisibles.
Los programas de salud pública buscan además integrar a todos los sectores de la población, garantizando que los grupos especiales, más necesitados o minoritarios tengan acceso a la atención médica.

La unidad de España

En momentos como este, la unión de todos los partidos políticos es un deber. El gobierno ha dejado más que claro, que es un comité de expertos(científicos especializados en el tema y por todos reconocidos) quien lleva la responsabilidad de la lucha contra el corona virus. El gobierno simplemente sigue las instrucciones que le son dadas por este comité. Una medida muy acertada por parte del ejecutivo, que entendemos un gobierno normal haría. No es momento para intentar sacar rédito político de esta epidemia, como así lo intentan las extremas derechas. Hoy es un momento de unión, de trabajo en conjunto. La política debe servir a todos, no ser un obstáculo. Un país dividido en contra de si mismo no puede sostenerse. Seremos tan fuertes y tan débiles como divididos estemos.

IberoMagazine

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *