La herencia que nos deja de Donald Trump

la herencia de Trump

La herencia de Trump es un país agotado, dividido y magullado con instituciones tensas». Lo que logró hacer durante los primeros tres años fue revelar genuinamente quién era. La turba violenta de manifestantes pro-Trump que violaron el Capitolio de los EE. UU. y exigieron que el Congreso detuviera su certificación de las elecciones de 2020, que Trump perdió ante el presidente electo Joe Biden.

Esas imágenes perdurarán, dejaron un profundo daño en nuestros procesos democráticos y definirán la era Trump. Al acusar de fraude a las  elecciones y no reconocer al nuevo presidente, Trump deja la democracia herida. No ha presentado prueba alguna del fraude que tanto acusa y utiliza a sus seguidores para poner en duda la democracia.

La herencia envenenada

Sin Duda la idea era muy simple saltarse la constitución y mantener el puesto a como diera lugar. Él mismo el día 6 de enero azuzaba a sus seguidores a no dar un paso atrás. ¿Alguien cree que Joe tenía 80 millones de votos? ¿Alguien cree eso? Tenía 80 millones de votos por computadora. Es una desgracia. Nunca ha existido algo así. Podrías tomar países del tercer mundo. Solo echar un vistazo. Tomemos los países del tercer mundo. Sus elecciones son más honestas de lo que hemos estado pasando en este país. Es una desgracia decía Trump ese día.
Trump instigó a las personas, de eso no cabe duda, no se puede predicar que te han robado las elecciones y juntar a decenas de miles, pedirles que luchen por su país y esperar que todos vayan a casa sin hacer nada, más aún si parte de tu público es de extrema derecha y están armados.

El resultado fue 5 personas muertas, imágenes del saqueo del capitolio y escenas de violencia extrema. Trump no salió inmediatamente a pedir que se fueran a casa de forma inmediata, pasaron horas para Trump pidiera que se fueran; «Sois muy especiales», «Tenéis que iros a casa ahora».

Las pruebas del fraude

 

El sistema Judicial estadounidense sigue esperando esas pruebas que tanto se han citado, y llevamos meses esperando. Hasta el día de hoy lo que es tan obvio para tanta gente que apoya a Trump no se ha materializado en ningún juzgado. Trump y sus impulsores siguen diciendo que esta prueba existe y siguen sin cumplir, lo que socava la confianza en el resultado de las elecciones.

Con toda sinceridad, si hubo un fraude tan sustancial que el resultado de las elecciones se vio afectado, debería publicarse ahora y no dejarse en suspenso por alguna razón poco clara. (No está claro por qué el equipo de campaña se ha permitido seguir siendo criticado por su caso débil por juez tras juez en lugar de simplemente presentar esta supuesta evidencia.

La respuesta es simple, no hubo fraude, Trump simplemente usa ese arguemento par negar su derrota y le importa muy poco mentir. Su presidencia será recordada por la cantidad de mentiras que le han pillado.

Totalmente trastornado

Trump tiene un trastorno narcisista de la personalidad sin lugar a dudas. Estamos siendo golpeados por una tormenta perfecta, una combinación de una pandemia mortal combinada con un fracaso total en el liderazgo de la misma persona que debeió haber estado a cargo de prevenir esta terrible emergencia nacional y ha hecho todo lo contrario.

Donald Trump  ha fallado porque es, como siempre lo ha sido, incompetente y sufre de trastornos mentales extremadamente graves, que lo incapacitan para atender cualquier problema más allá de su propia necesidad personal de adulación.

El resultado está a la vista, su falta de liderazgo en la pandemia ha puesto a su país comjo el más afectado por ella, con fecha de hoy hay más de  463 mil muertos y  27 millones de afectados por el virus. 

La herencia de Trump viene a quedarse y aún no sabemos todo el alcance que va a tener. Simpre es posible ir a peor y si Trump está a la cabeza es seguro que la cosa  empeorará.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *