¿El fin del neoliberalismo?

covid 19

El neoliberalismo es «una teoría política y económica que tiende a reducir al mínimo la intervención del Estado». También ha sido definido como «una forma de liberalismo que apoya la libertad económica y el libre mercado», cuyos «pilares básicos incluyen la privatización y la desregulación».

Esto claramente ha quedado en el suelo producto de la pandemia del corona virus. El estado ha tenido que intervenir en casi todos los aspectos en la sociedad con el fin de salvar la economía y a las personas. Pero donde  se le ha dado el golpe de gracia ha sido en Chile. 
 En el 2019 millones salieron a la calle en las princiopales ciudades  para perdir el cambio del  modelo a uno progresita, la concentración de gente jamás vista

 El sistema neoliberal había producido tal nivel de desigualda en al población que vivir era insoportablemente difícil.

Chile había sido el laboratorio neoliberal del mundo. y claramente había fracasado de forma estrepitosa. «Queremos que cambie este sistema capitalista que tiene a la gente enferma agonizando» indicaba una mujer que protestaba.

El neoliberalismo y la dictadura de derechas

Antes del golpe de estado de pinochet en 1973 los chicago boys escribieron en ladrillo un documento de más de 500 páginas en a un plan económico neoliberal para Chile post Salvador Allende.

La CIA estuvo implicada en este plan después del golpe de estado la junta militar, usó el ladrillo como su guía económica. Los chicago boys participaron activamente en el gabinete  y siguen participando hasta hoy en la vida política y económica de chile.

Pinochet aplicó con mano dura las políticas neoliberales. Vendió las empresas del estado y redujo drásticamente el gasto público. En sólo un año y de golpe lo recortó un 27 por ciento. El resultado fue una inflación que casi llego a un 600 por ciento y más de un millón y medio  desempleados mientras la mayor parte de la población se iba empobreciendo una pequeña élite y algunas empresas extranjeras se enriquecían. El  sistema económico en Chile se impuso por las armas.

El corona Virus

El sistema de valores del neoliberalismo, se ha afianzado en el discurso dominante global, sostiene que los humanos son individualistas, egoístas, materialistas calculadores y, debido a esto, el capitalismo de libre mercado desenfrenado proporciona el mejor marco para el esfuerzo humano.
A través de su control del gobierno, las finanzas, las empresas y los medios de comunicación, los neoliberales han logrado transformar el mundo en un sistema globalizado.
El neoliberalismo basado en el mercado, aflojando los controles regulatorios, debilitando las redes de seguridad social, reduciendo los impuestos y prácticamente demoliendo el trabajo organizado.
 
Pero llegó la pandemia y lo cambió todo. De la noche a la mañana se necesita un estado fuerte para detener el hundimiento de la economía, todo lo contario que los neoliberales predicaban.
 
Nos encontramos en un mundo transformado en algún momento del mes de marzo del 2020.
En la mitad de los mundos teníamos calles  vacías, tiendas cerradas y cielos  despejados, se informaba sobre el número de muertos: algo sin precedentes se estaba desarrollando ante nuestros ojos.
 
Las implicaciones políticas de COVID-19 continuarán desarrollándose durante meses, quizás incluso años. Ideológicamente, las proclamas neoliberales sobre el imperativo de la «austeridad fiscal» y las limitaciones de la política pública se desvanecieron más rápido de lo que se podría decir «quiebra».
 
Austriacos intransigentes y neoliberales de todos los matices se retiraron apresuradamente, como tienden a hacer cuando las economías se estancan. Nadie está enamorado de las externalidades negativas o las desventajas del «libre mercado»; en una crisis el primero en agarrar las amplias tetillas del Tesoro gana el gran premio y en la hora de la necesidad económica, la intervención estatal es cuestionada solo por lo que aún no ha hecho.
El sector privado y los medios de comunicación suplicaron por el gasto público y los predicadores portentosos del «mercado libre» se apresuraron a las pantallas de televisión para pedir un gasto público ilimitado para salvar la iniciativa privada.
A nuestro entender esto marca el fin del neoliberalismo a nivel mundial.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *