Ayuso va a por Casado

Ayuso va a por Casado
Ayuso va a por Casado

Ayuso está pasando por un gran momento y ella lo sabe muy bien.  Ha pasado de llevar la web del perro de Aguirre a postularse para la presidencia del PP en Madrid y en un plazo record. Sin duda alguna se lo ha ganado  a pulso, ella solita y bueno una serie de circunstancias bastante malas del PP.

Ayuso tiene la fórmula perfecta para gobernar en Madrid, ella hace lo que quiere y si algo sale mal la culpa la tiene la izquierda. Ejemplos de metidas de pata hay muchos y variados. Desde defender los atascos en Madrid, hasta “El concebido no nacido»,  o el tema de los hogares de ancianos en Madrid, Isabel no pierde oportunidad de disparar sin apuntar, y lo más increíble es que le va bien !!

Como logra Ayuso ganar y ganar

Tras estudiar su gestión, no cabe duda que Ayuso sabe que su mayor fuerte es la debilidad de sus oponentes. Cuando hablamos de debilidad hablamos del límite que tiene sus oponentes al enfrentarse a ella.  Ayuso no tiene límites: Yo prefiero un empleo basura  a que no haya empleo . A mí, cuando empiezan a hablar de empleo basura me parece que es ofensivo para el que está deseando tener ese empleo basura, es una kamikaze en política. Realmente alguien quiere un empleo basura? mal pagado y de muchas horas?

Ayuso se ve segura cuando habla, incluyo cuando puede estar diciendo una chorrada inmensa. Isabel sabe utilizar el miedo; el comunismo, la libertad, la bajada de impuestos. Airear el temor, en este caso falso, a la llegada de un régimen comunista, nada más lejos de la realidad política madrileña y española, siempre es eficaz.

Isabel sabe poner al límite a la gente a su favor, sabe perfectamente como lo comunica y llegar a la gente se le da muy bien. No perdió el tiempo en la universidad estudiando comunicación.

Casado piensa que Ayuso es un sunami

 
Casado teme que un PP de Madrid controlado por Ayuso no solo condicione todo su liderazgo, sino también, que le quite su liderazgo a nivel nacional. Casado tiene el techo de cristal y lo sabe. No es ningún secreto que  la presidenta madrileña se ha convertido en más de una ocasión en un dolor de cabeza para el líder del PP. Lo peor de todo es que se ve más fuerte que Casado y la gente claramente lo ve así. Isabel sabe que Casado no da la talla como presidente del PP, y eso le convierte en un blanco seguro.
 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *